Fomentando Nuestras Tradiciones

27/02/2019

Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo, ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.
Soledades. Antonio Machado.

Mezcla de aroma de incienso, cempasúchil y chocolate caliente, son parte de la atmósfera única y etérea del día en que el Bilbao se viste de colores, luces y catrinas.

La fiesta de los Muertos es en realidad una celebración de la vida, de nuestro paso efímero por este mundo y, al mismo tiempo, es una oportunidad de recordar a los nuestros, a los que se fueron sólo de este mundo terrenal, pero que han dejado huella en los que nos quedamos.

Así, el Bilbao transforma sus espacios en escenarios, se llena de luz y de fraternidad. El Día de Muertos es la máxima expresión de la cultura mexicana y del trabajo colaborativo de nuestra comunidad.

Más en esta categoría: Nuestro Sistema de Captación Pluvial »