¿Por qué las abejas son tan importantes para nuestro planeta? rawpixel.com/freepik

¿Por qué las abejas son tan importantes para nuestro planeta?

15/08/2019

Así de pequeñitas como las vemos, las abejas son una de las especies más importantes para el planeta. Sin embargo, hoy se encuentran en peligro de extinción. Cuidar de ellas y su conservación es importantísimo.

 

Las abejas son fundamentales para el desarrollo de los ecosistemas, incluso para permitir la vida del resto de las especies, incluidos los seres humanos, pues tienen la importante función de polinizar. Es decir, estos insectos llevan el polen de flor en flor, lo que permite la reproducción de muchas especies de flora y vegetales. Polinizan a 170 mil distintos tipos de plantas. Ayudan a mantener la biodiversidad y a dar micronutrientes a los alimentos (El País, 20/05/18).  

De acuerdo con Einsten: “Si la abeja desapareciera del planeta, al hombre solo le quedarían 4 años de vida”. 

Si bien hay otros insectos que realizan la polinización, las abejas son las que se llevan la carga más pesada. De acuerdo con la FAO, sin estos polinizadores estarían en riesgo el 75% de los cultivos alimentarios del mundo. Con una buena polinización sube el rendimiento agrícola en 24 por ciento. Las abejas mejoran la producción de dos mil millones de pequeños agricultores a nivel mundial. 

Lamentablemente, colonias enteras han desaparecido y siguen extinguiéndose a pasos acelerados. De acuerdo con expertos, el cambio climático, la siembra de transgénicos y el uso de insecticidas en los cultivos, entre otras cosas, afecta severamente a las abejas, por lo que cada año hay grandes pérdidas de la especie.

¿Qué podemos hacer para ayudarlas?

  1. Sembrar más flores: Investiga cuáles son las flores nativas de la región en la que vives y siémbralas, puedes poner macetas en las ventanas de tu casa.
  2. Ofrece una casa a las abejas: Puedes crear tu propio apiario casero e incluso hacer tu colmena. (En una nota próxima te explicaremos cómo hacerlo).
  3. No utilices insecticidas.
  4. Respétalas y ¡No las Mates!: Sabemos que las abejas pueden darnos miedo ya que sus piquetes son dolorosos, sin embargo, sólo atacan cuando se sienten en peligro, así que te recomendamos actuar con tranquilidad y dejar que se alejen solas.