Salud Integral

¿Por qué nunca debes tomar agua directamente de la llave?

Por: Regina Pineda

En muchos lugares del mundo, como en Estados Unidos y la Unión Europea, es una práctica común que las personas tomen agua de la llave y hasta se han habilitado filtros dentro de casas o en los edificios para que esto sea posible. Para que el agua sea apta para consumo humano es necesario que sea potabilizada, esto quiere decir, que ésta debe de ser sometida a un conjunto de operaciones y procesos, físicos y/o químicos para mejorar su calidad y hacerla apta para uso y consumo humano. 

A lo largo de los años, este tema ha sido abordado por muchos científicos y expertos de la salud, tanto a favor como en contra de esta práctica. Sin embargo, nunca se ha llegado a una postura final del tema, ya que hay personas que tienen este hábito toda su vida sin repercusión alguna y también hay gente que inmediatamente se enferma o desarrolla enfermedades crónicas.

En México es recomendable que esta práctica no sea aceptada, ya que no se ha desarrollado la infraestructura en ninguna ciudad para que esto sea posible. Si tienes la costumbre de consumir agua directamente de la llave puedes estar expuesto a desarrollar enfermedades en el estómago a causa de elementos químicos, bacterias, parásitos o huevecillos de parásitos. 

Imagen: Rotoplas

A lo largo de la historia, el agua ha sido un componente importante para la transmisión de epidemias debido a que el potabilizar el agua era muy caro y la gente lo consideraba innecesario. Que el agua venga de la llave y sea previamente tratada no quiere decir que es 100% segura, y esto se debe a que existe una gran probabilidad de que traiga consigo bacterias y parásitos que pueden dañar la salud. Por ejemplo, el E.coli es una bacteria coliforme fecal que comúnmente se encuentra en el intestino de los animales y los seres humanos; se desecha a través de materia fecal, tiene tanto cepas inofensivas como cepas dañinas y viaja por el aire hasta llegar al agua.

Es importante que antes de consumir agua sepas su origen y si ésta proviene de la llave optemos por una embotellada o no aseguremos que sea de filtro. Muchas veces nos enfermamos y no sabemos cómo pasó, el agua que se utiliza para cocinar también debe de ser potable, aunque el agua hierva en algún momento no es suficiente para limpiarla. 

Imagen: Pexels
Imagen: Pexels

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.