Hablemos del virus de la influenza

Por: Dr. Alfonso Huerta Ludlow

¿Qué es la influenza?

La influenza es una enfermedad estacional (es decir que se da en estaciones) a nivel mundial. En México ocurre habitualmente entre los meses de octubre a abril, es causada por el virus de la influenza. Está asociada con gripes graves, hospitalizaciones y muerte en toda la población, incluyendo las personas sanas.

La influenza se transmite por contacto directo (saludo de mano, saludo de beso, contacto con objetos) así como por inhalar gotas invisibles que se generan cuando una persona tose o estornuda. El contagio empieza desde DOS días antes de que se manifieste la enfermedad. Es decir, una persona aparentemente sana puede contagiar influenza.

¿Qué tipos de enfermedad causa el virus de la influenza?

El virus de la influenza puede causar las siguientes enfermedades:

  • Gripe común o grave
  • Neumonía
  • Hospitalización a causa de gripe grave o neumonía
  • Infartos cerebrales y cardiacos en adultos mayores
  • Muerte
(Imagen: Pexels)

¿Cómo sé si padecí o estoy padeciendo influenza?

La gripa o neumonía por virus de influenza puede parecerse a las causadas por otros virus como el de la actual pandemia de COVID19. Por lo general, 2 a 7 días después de haberse contagiado empiezan los síntomas (escurrimiento o congestión nasal, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor de garganta, malestar general, cuerpo cortado, tos y expectoración).

¿Cómo se trata la influenza?

Dependerá de la valoración realizada por el medico, quien decide si es necesario prescribir un medicamento antiviral. Esto se decide de forma individualizada. Tanto para la influenza como para la gripa, está contraindicado el uso de antibióticos (en caso de influenza, los antibióticos son sumamente dañinos). Además, como tratamiento sintomático, son necesarios medicamentos para tratar el dolor, la fiebre, la tos, el escurrimiento y la congestión nasal.

¿Cómo se previene la influenza?

Actualmente, la mejor forma para prevenir la influenza es por medio de la vacunación anual contra el este virus, además de que ayuda a acortar la enfermedad en caso de adquirirla, así como que evita hospitalizaciones y muerte. La vacunación también previene el contagio a nuestra familia. Esto quiere decir que la vacunación tiene beneficios tanto personales como comunitarios.

(Imagen: Freepik)

En caso de no quererse vacunar, se tiene que llevar a cabo todas y cada una de las siguientes medidas desde octubre hasta abril, todos los años y en todos los lugares:

  • Evitar saludar de mano a toda persona.
  • Evitar saludar de beso a toda persona.
  • Evitar tocar cualquier objeto publico.
  • Realizarse higiene de manos siempre después de tocar cualquier persona u objeto.
  • Evitar hablar con cualquier persona a una distancia menor de 2 metros.
  • Usar cubrebocas en todo momento.

Con tantas prohibiciones, ¿acaso no es mejor vacunarse anualmente? La verdad, sí.

El bebé prematuro y la prevención en recién nacidos

Por: Desiree Hernández Castillo
Entrevista con el Dr. Pedro Cullen Benítez, pediatra neonatólogo

Se entiende por bebé prematuro a aquel que nace antes de las 37 semanas de gestación y, de acuerdo con datos de la OMS, se estima que cada año nacen aproximadamente 15 millones de bebés prematuros. Cerca de un millón de bebés prematuros mueren al año por complicaciones durante el parto. Sin embargo, tres cuartas partes de estos bebés pueden salvarse con una debida atención médica.

“La prematurez es algo que existe y que es muy frecuente”, comentó el Dr. Cullen

El Dr. Pedro Cullen comentó que un parto prematuro se puede dar por diversas causas y uno de los principales factores de riesgo es la edad. Una gran parte de los partos de este tipo se da en mujeres menores de 20 años, así como en mayores de 40. Igualmente, se pueden dar por una falta de control prenatal, infecciones durante el embarazo, traumas e incluso estrés.

Existen dos tipos de partos prematuros. Por un lado, está el que es espontáneo y, como su nombre lo indica, se produce de forma involuntaria antes de las 37 semanas. Por otro, está el inducido donde el médico decide que lo mejor es que el bebé nazca antes de tiempo. Esto último puede darse si la vida de la madre corre riesgo o, si el bebé ya se encuentra sufriendo y si no lo sacan antes puede morir.

Cuidados para un bebé prematuro

Los cuidados necesarios dependerán de la semana en la que se encuentra el bebé. El doctor mencionó que, en el caso de un bebé de 35 semanas, en ocasiones no necesita de tantos cuidados especiales y podrá irse pronto del hospital. Pero, si el bebé se encuentra debajo de las 30 semanas de gestación, necesitará diversos cuidados en terapias intensivas. Esa inmadurez en el desarrollo de los órganos puede ocasionar que el bebé tenga problemas en el corazón, intestino, problemas de coagulación y se pueden infectar con mucha facilidad.

“Todo esto requiere una serie de cuidados en terapias intensivas donde no es nada más la incubadora, sino una serie de aparatos y una serie de técnicas para mantener con vida al bebé hasta que sus órganos estén listos para funcionar en un mundo fuera del útero”, añadió el Dr. Cullen

Para evitar esto, lo más importante es prevenir al recibir una correcta atención prenatal.

Prevención en bebés recién nacidos

En pediatría, el trabajo preventivo es sumamente importante y para esto, es esencial que se hagan diferentes pruebas para saber qué tan sano se encuentra un bebé recién nacido.

“En muchas ocasiones se da por hecho que es un bebé recién nacido sano, de término, que no tiene ningún problema y se pueden escapar cosas importantes”, destacó el doctor.

Si surge un problema en un bebé, puede tener impacto por el resto de su vida, es por esto por lo que el doctor habló acerca de la importancia de hacer diferentes pruebas de detección o tamizajes. Esto ayudará a detectar algún problema para poder tratarlo a tiempo.

“Lo importante en la atención de los recién nacidos es que son cosas que pueden repercutir por el resto de su vida. (…) Hay cosas que hay que detectar de manera temprana y para eso lo que más ayuda es hacer sistemáticamente revisiones específicas”, dijo el Dr. Cullen

Para empezar, habló del tamiz metabólico neonatal, el cual ayuda a detectar enfermedades metabólicas y del cardiovascular, para detectar problemas en el corazón y sistema circulatorio. Por otro lado, mencionó el tamizaje auditivo, el cual consiste en hacerle pruebas de audición al bebé para poder detectar de manera temprana si hay sordera. Igualmente habló de la importancia de hacer tamizajes oculares.

Importancia de la prevención

Para concluir, el Dr. Pedro Cullen comentó que la prevención en los bebés empieza por que cuenten con un esquema de vacunación completo. Más adelante durante la niñez se debe cuidar mucho la alimentación, pues el metabolismo se forma en los primeros 5 años de vida.

Adicionalmente, los padres deben fomentar el deporte para crear buenos hábitos desde pequeños pues, más adelante es muy difícil modificar dichos hábitos que pueden ser nocivos para el niño. 

Prevención y factores determinantes de la salud

Por: Desiree Hernández Castillo
Entrevista con el Dr. Marcos Meza Aquino

El Dr. Marcos Meza Aquino, especialista en salud pública y coordinador municipal de salud de San Mateo Atenco y de Ocoyoacac, habló acerca de la importancia de la salud integral, de la prevención y de los determinantes de salud.

La salud integral no es únicamente la ausencia de una enfermedad, se refiere a todo el bienestar físico, mental y social del individuo. No es específico del estado físico, debe tomar en cuenta todo el micro universo de donde se desarrolla una persona. Además, es importante que para esto se tomen en cuenta los servicios de médicos disponibles para la población.

¿Cuáles son los determinantes de la salud?

El Dr. Meza comentó que los determinantes de salud son todas aquellas circunstancias en las que una persona nace, crece, vive, trabaja y envejece. Igualmente, los servicios médicos juegan un papel fundamental ya que la capacidad de éstos, influirán en el futuro y la esperanza de vida de un individuo.

Los nueve determinantes de la salud son:

  • Alimentación y salud
  • Activación física
  • Crecimiento y desarrollo
  • Adolescencia y sexualidad
  • Maternidad sin riesgo
  • Prevención de adicciones
  • Violencia
  • Higiene y salud
  • Servicios de salud

Desigualdad y salud

La desigualdad social afecta en gran manera el bienestar de las personas y el doctor comentó que es un hecho que, a menor poder adquisitivo, más probabilidades hay de desarrollo de enfermedades.

“Mientras más disminuya la escala social, se puede llevar a cabo mucho más fácil el proceso de enfermedad. Es decir, estos eventos de enfermedad siempre son mucho más comunes en personas de menores recursos”, señaló el Dr. Marcos Meza

Añadió que este problema y cómo se distribuye la riqueza, no solamente va a afectar la parte del tratamiento de un paciente, sino la posibilidad de tener acceso a información y a la prevención.

Cultura de prevención en el sector público

Actualmente, el sector público tiene varios programas enfocados a la prevención de enfermedades en los que colaboran nutriólogos, médicos y promotores de salud. Estos últimos se encargan de dar información básica justamente acerca de los determinantes de la salud a las personas.

Algunas acciones que se han tomado para fomentar estas prácticas incluyen planes con escuelas como “Escuela Saludable” donde se realizan pláticas y ponencias con alumnos, maestros y padres.

Igualmente, el doctor habló del programa “Servicios Amigables”, el cual se enfoca a adolescentes y se les brinda información acerca de educación sexual. En estos módulos dentro de los centros de salud se les da información preventiva acerca de ETS y se les ofrecen métodos anticonceptivos.

Otro programa que destaca es “Comunidad Saludable”, en donde se busca orientar a la comunidad a través de los líderes de ésta. Igualmente, a los jefes de familia se les capacita y se les imparten talleres para que puedan fomentar la salud en sus hogares. Al hacer esto, se puede inculcar una mayor conciencia acerca de la importancia de la prevenir para evitar problemas a futuro.

El doctor señaló que en México se está viviendo una transición epidemiológica pues antes, las enfermedades infecciosas por bacterias eran las más comunes. Sin embargo, hay un fuerte aumento en enfermedades como diabetes e hipertensión, las cuales pueden evitarse con un correcto estilo de vida. La importancia de apostarle todo a la prevención radica en que, ningún sistema de salud podrá soportar la carga del aumento de las enfermedades crónico-degenerativas.